Skip to content

“Si me pones bien me hundes”

Lo he leído este fin de semana en la excelente crónica histórica de Juan Cruz en El País sobre Adolfo Suárez. Según parece, el interino presidente del Gobierno de la Transición, en 1977, después de negociar con Carrillo, el líder de los comunistas, la legalización del Partido Comunista de España, le pidió un inteligente y curioso favor. Después del anuncio de la legalización, el Sábado Santo de aquel año, previo a las primeras Elecciones Democráticas, Carrillo debería “poner a parir” al presidente Suárez, a pesar de las buenas relaciones que ambos mantenían en secreto. Así fue: Carrillo criticó a Suárez, que le había dicho antes: “Si me pones bien me hundes”. Razón de Estado, ficciones necesarias, mentiras piadosas…