Skip to content

El memo de los condones “Benedicto”

Unos cuantos jóvenes funcionarios de Downing Street han logrado que el mismísimo – y maltrecho – Gobierno británico tenga que pedir perdón al Papa y han puesto en riesgo su visita al Reino Unido. Todo fue una broma que se fue de las manos hasta límites insospechados. 

Alguien redactó un memorando, bautizado ya por la prensa como el “memo del condón”, en el que a partir de una sesión de brainstorming preparatoria de la visita se sugería que “la visita ideal del Papa” podría tener los siguientes elementos:

“La visita podría estar marcada por la producción de condones de marca ‘Benedicto’.

Visita del Papa a una clínica de aborto para encontrarse con ex-madres.

Bendición del Papa a un matrimonio en una boda gay”.

Se añadían además otras locuras. Los detalles de la cosa están en la prensa de todo el mundo en estos momentos, por lo que sólo te dejo aquí la referencia para que sigas el desarrollo de la broma. Según acaba de decir el Vaticano, para ellos el asunto está zanjado. Estos hombres andan con un problema gordo, que ya no es ni siquiera la gestión de los escándalos, sino que la gente empieza a tomarse a broma a una institución de la seriedad de Iglesia… Yo, la verdad, no sabría que hacer en este lío.