Skip to content

Sarko, la grandeza francesa y el niqab

Sarkozy está empeñado en devolver a Francia su orgullo maltrecho de nación, y para ello el Gobierno conservador quiere evitar las incursiones del multiculturalismo, especialmente si es islámico. 

La comunicación política de Sarkozy ha encontrado un buen símbolo en ese objetivo, que es plantar batalla frente al uso de velos integrales - niqab y burka –  en espacios públicos. De momento, el Gobierno la ha tomado contra una conductora, que fue multada con 22 euros por conducir con el niqab, lo que supuestamente le quitaría visibilidad. El ministro de Interior anunció el jueves pasado que tenía intención también de retirar la nacionalidad francesa al marido de la joven musulmana, porque es polígamo y sus esposas están pidiendo subsidios como madres solteras.

Estas iniciativas se producen al tiempo que Sarkozy pretende prohibir el uso público de los velos integrales por ley. Se trata de una medida simbólica porque sólo unas 2.000 mujeres lo utilizan en Francia, es decir un 0,006 por ciento de la población femenina.

El presidente de Francia no pasa por sus mejores momentos y sólo tiene un 31 por ciento de aprobación. Al impusivo, orgulloso y duro Sarkozy le van estos asuntos emocionales. Te dejo aquí un ensayo delicioso sobre la personalidad del líder, del profesor Alexandre Dorna de la Universidad de Caen. En él se explica su capacidad para aplicar una nueva narrativa de Francia y lo francés.