Skip to content

Los trucos del papa

Se ha dicho que la comparecencia del papa Benedicto XVI en el programa «A sua immagine» de la televisión pública italiana, es un hito histórico, porque por primera vez un pontífice responde a las preguntas de los ciudadanos de a pie. Incluso se ha comparado con el programa francés y español «Tengo una pregunta para usted». En realidad, la supuesta apertura del papa está llena de trucos.

Primero, en lugar de comparecer en un plató ante los ciudadanos y ciudadanas que le preguntan, Ratzinger respondió desde su despacho en el Vaticano.

Segundo, en lugar de hacerlo en directo, lo hizo en estricto diferido.

Tercero, en lugar de responder a «ciudadanos de a pie», lo hizo a siete cuidadosamente seleccionados, evidentemente creyentes católicos: una madre con un hijo en estado vegetativo desde hace dos años, una mujer víctima de la violencia de Costa de Marfil, una niña japonesa que vivió el terremoto, siete estudiantes cristianos en Irak…

Cuarto, las preguntas fueron también seleccionadas de un total de más de 3.000, y las respuestas grabadas por el papa en el Vaticano.

Y quinto, el programa en realidad fue una elegía de Ratzinger en la que se ofrecieron imágenes amables y comentarios sobre su vida, para luego instertar las preguntas.

En fin, histórico poco, y arriesgado menos. De contenido ni hablamos, claro. Ni tampoco de qué hace la televisión pública italiana con el dinero de los contribuyentes…

Be Sociable, Share!