Skip to content

Tres cosas que pueden hacer los indignados para mantenerse vivos y producir efectos

Un antiguo colaborador de Martin Luther King y los suyos en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos ofrece consejos a Occupy Wall Street y los demás, en sus protestas en América, que los indignados de aquí podrían considerar.

Explica Andrew Levison que el movimiento de los 40, los 50 y los 60 tuvo éxito porque combinaba tres cosas:

1) Acciones de base, de grassroots, cara a cara, de movilización: las reuniones en los barrios de los indignados y las acciones puerta a puerta deberían mantenerse aquí en España.

2) Resistencia pacífica: las famosas sentadas, marchas y manifestaciones. Como las vistosas acciones contra los deshaucios de aquí. La resistencia pasiva no puede convertirse en violencia. Los macarras antisistema perroflautas, con todo respeto, hacen daño al movimiento. Los demás deberían distinguirse claramente de ellos.

3) Lo que me parece más importante ahora: acciones de boicot económico. Por ejemplo, dejar de utilizar los buses segregacionistas o dejar de comprar en tiendas que discriminan por la raza. En ese sentido, la iniciativa “Mueve tu dinero (Move Your Money)”, ya está haciendo daño a algnos bancos. La propuesta es fácilmente adaptable a España: se pide simple y llanamente a la gente que retire su dinero de bancos que no cumplan con determinadas condiciones (por ejemplo, que estén deshauciando a gente sin recursos), y que ese dinero se ponga en otros bancos más sociales.

Claro que para que esa combinación virtuosa funcione, es necesario que haya dos cosas que los indignados del mundo aún tienen uqe demostrar que tienen: disciplina y jerarquía. Sí, perdón, pero así es: jerarquía. Alguien que coordine los tres elementos, que los planifique, que los mantenga vivos. Finalmente necesitarán también el apoyo, o la aquiescencia, de alguna de las organizaciones establecidas (partidarias, sociales, sindicales)  que tienen verdadera capacidad financiera y organizativa. Quizá pasado el 20 de noviembre, en España podrán negociar más fácilmente esos apoyos.

Suerte.