Skip to content

El síndrome «Roberto Carlos»

También lo contó Juan Carlos Gozzer: todos los políticos quieren tener un millón de amigos en Facebook, twittear y tener miles de seguidores. Y, para qué, se pregunta uno. Para qué quieres tener un millón de amigos si no sabes qué hacer con ellos? Síndrome Roberto Carlos. No: primero tu estrategia, tu relato, y no uno sino diez millones de amigos dispuestos a difundirlo. Pero no basta con tener en Facebook muchos seguidores pasivos. Entre ellos, naturalmente, están tus convencidos, tus familiares y tus pelotas de turno. Conviértelos en conectores y en apóstoles de tu buena nueva, o el millón de amigos no servirá para nada. Salud.

Be Sociable, Share!