Skip to content

El Papa no viste de Prada

El Vaticano ya negó hace años que sus zapatos rojos impecables fueran de Prada, y afirmó que las especulaciones eran “frívolas”. Pero nunca ha negado el interés que el Papa Benedicto XVI pone en su atuendo, por lo demás evidente, en contraste con la frugalidad de Juan Pablo II.

En un reportaje muy interesante y de hoy mismo,  Lola Galán en El País  refleja ese cuidadoso trabajo del Papa en la representación, también en lo que respecta a sus atavíos. Guido Marini, responsable de las ceremonias papales, lo dejó claro: “lo importante es la belleza y la dignidad, componentes esenciales de toda celebración litúrgica”.

Be Sociable, Share!