Skip to content

Muy buena historia del nacimiento y desarrollo de las relaciones públicas en empresas y política: cuatro horas para disfrutar

Una serie magnífica en cuatro partes que me pasa mi hermano Enrique Bueres, en un reportaje de 2002. La historia completa de la persuasión de masas, con un tono apocalíptico bastante exagerado, pero con un resultado sumamente interesante. Hay que creerse la mitad de lo que se ve, pero la serie es magnífica en calidad. Cuatro horas muy interesantes para un fin de semana frío de primavera como éste, y con subtítulos en español:

Parte primera: Máquinas de la felicidad. La historia de la relación de Freud con su sobrino americano, Edy Bernays, que inventó el término “relaciones públicas” en los años 20 del siglo XX, y las aplicó al mundo no de la guerra como hasta entonces, sino del comercio.

Parte segunda: La ingeniería del consenso. Los políticos y los empresasarios, y Bernays, trataron de aplicar el psicoanálisis a las nuevas masas de la sociedad industrial, en la epoca de la radio, los fascismos, etc.

Parte tercera: Hay un policía en nuestras cabezas, y ha de ser destruido. En los años 60, un grupo de psicoterapeutas luchó contra las ideas de Freud, en la era de los movimientos de autoayuda, para resistir a la influencia de las presiones externas.

Parte cuarta: Ocho individuos en una sala. Blair y Clinton, a través del grupo de discusión, empezaron a estudiar los sentimientos profundos de la gente con respecto a la política, como antes se había hecho para los productos.