Skip to content

Cuanto más hambre, más defensa del Estado de Bienestar

La opinión pública tiene un componente estructural fundamental: cambia en función de corrientes colectivas estables y poco cambiantes. Pero también tienen un elemento coyuntural. Por ejemplo, se ha observado que la gente se vuelve más conservadora cuando se le pregunta en una encuesta hecha cerca de un cementerio, o que los partidos conservadores se benefician cuando el colegio electoral está en una iglesia, de igual modo que los progresistas tienen un pequeña ventaja por el hecho de que las urnas estén en un colegio público.

En esta misma línea, se acaba de presentar una investigación muy interesante que demuestra que quien responde a una encuesta con hambre (antes del almuerzo, por ejemplo), se muestra más favorable al Estado de Bienestar que quien está con la barriga llena. Por lo demás, se ha demostrado también que un juez con hambre resulta más severo en sus sentencias que uno que no tiene hambre, o que

Todos estos datos, que explico parcialmente en El poder político en escena, aportan base para una teoría evolucionista de la ideología. La ideología vendría a ser una expresión se pulsiones más básicas insertas en nuestro adn, y una solución evolutiva a desafíos del ser humano como especie que lucha, como las demás, por sobrevivir en el planeta.