Skip to content

Viejo truco: tiras la foto, la pones en Internet, llamas a los medios de siempre, y luego la retiras

Pues eso, en la más pura práctica Bennetton. Acaban de anunciar la retirada de esta foto, “sintiendo mucho que haya herido la sensibilidad de la Santa Sede”. Pobrecitos: no sabían que los católicos fueran tan sensibles… con la buena voluntad que tiene la conocida y decadente marca de ropa…

Es de prever que Obama, Sarkozy, Merkel y Chávez no se ofenderán tanto.

Micrófonos humanos, un invento (relativamente) nuevo

La última víctima de un “micrófono humano” ha sido, hace unas horas, el inefable Karl Rove, ex jefe de Gabinete de Bush. En una conferencia universaria en la Johns Hopkins los activistas de Occupy Baltimore, el brazo local de Occupy Wall Street, los “indignados” estadounidenses, le interrumpen gritando “Karl Rove es el arquitecto de la ocupación de Irak; Karl Rove es el arquitecto de la ocupación de Afganistan; ocupa Wall Street; ocupa America; ocupa Baltimore…”. Rove se enfada mucho y dice primero “Si creéis de verdad en la libertad de expresión levantaos y preguntad”… Le interrumpen de nuevo y repiten. Y Rove dice entonces “¿Quién os dio derecho a ocupar América? ¡Nadie!”. Y ellos, ahora apoyados por buena parte del auditorio: “Nosotros somos el 99 por ciento… nosotros somos el 99 por ciento”. El termina (el vídeo) acusándoles de cobardes.

Estos micrófonos humanos están proliferando por toda América como forma de protesta.

En realidad la idea no es muy nueva, aunque sí eficaz. Hemos visto activistas interrumpiendo discursos muchas veces. Aquí mismo, en España, hubo activistas contra la Guerra de Irak interrumpiendo en el Parlamento; en Naciones Unidas hemos visto interrupciones de discursos de muchos líderes mundiales; y en mi vieja facultad de Sociología de la Universidad Complutense no había político que pasara por el salón de actos  que no fuera interrumpido en su discurso (Aznar, por ejemplo, que también tuvo interrupción en Oviedo). Lo que es nuevo en Occupy Wall Street es que la técnica se ha sofisticado. Ahora repiten frases cortas completas: no es sólo barullo y protesta, sino también mensaje.

Lo que resulta sorprendente es lo caliente que se pone Rove en mitad de una monumental algarada. Se supone que en su nivel se sabe que es mejor callarse, sonreir y seguir, como hizo varias veces Rumsfeld cuando le interrupieron, o su jefe Bush cuando le tiraron los zapatos a la cara.

La vieja democracia española

Así nos ve Jonathan Blitzer para el New York Times, como una democracia que “envejece”, al menos en la persona de sus dos representantes de estos días, dos señores casi en los 60, cuando los presidentes españoles (Suárez, Felipe, Zapatero; sólo Calvo Sotelo era mayor), estaban en los 40. El artículo merece la pena.

Apuntes sobre el debate de hoy

Por si alguien, probablemente de fuera de España, no se ha enterado, hoy hay debate cara a cara entre los dos candidatos a presidir el Gobierno: el favorito – por mucho – Mariano Rajoy, y el desafiante Alfredo Pérez Rubalcaba. Probablementemuchos españoles tampoco se hayan enterado , porque la campaña está siendo realmente átona. Algunos apuntes:

1) Probablemente la mayor audiencia de la corta historia de los debates. Porque se ofrecererán por varias cadenas. Muy habilidoso Manuel Campo Vidal en su trabajo de situar a la Academia de la Televisión como una suerte de Comisión de Debates a la americana. Así, el que quiera engancha. Y muchos han querido, por lo que el debate va a ser posiblemente récord de audiencia, a pesar de que suscita probablemente menos interés que otros de otros tiempos. También ayudará a la audiencia que no sólo haya uno. Por cierto, el hecho de que sólo sea uno demuestra que ni uno ni otro tienen mucho interés en debatir. Para Rajoy porque es un riesgo. Para Rubalcaba, porque es demasiada la expectativa que hay sobre él.

2) Dos tipos iguales. Seamos objetivos: si bajara un marciano y mirara la tele a las 22 horas, vería dos probos señores muy parecidos: barbados, serios, de la misma edad, con aspecto de oficinista. Y con un discurso muy parecido. Uno un poco más social, otro más austero… pero muy parecidos. Un marciano no los distinguiría ni personal ni ideológicamente.

3) Va a ganar Rajoy. Sí, así es. No porque lo vaya a hacer mejor Rubalcaba, que probablemente ocurrirá. Sino porque el público está predispuesto a que gane Rajoy. Y porque Rubalcaba tiene un problema de credibilidad monumental. Y porque rápidamente El Mundo se las ingeniará para presentar una encuesta que marcará la tónica de otras. Cuando un par de semanas después el CIS diga que en realidad ganó Rubalcaba, ya no importará mucho. En fin, son suposiciones, pero verosímiles.

4) Para la próxima, mejor con público o con periodistas. El verdadero ejercicio para la democracia es ver a los candidatos de verdad. Sin fichitas de dos minutos. Sé de qué hablo. El verdadero entrenamiento está en afrontar a una jauría de ciudadanos de a pie o de periodistas de raza azuzando a los candidatos y poniéndoles en dificultades (véase este artículo de un asesor de McCain). Ahí es donde la gente aprende quiénes son sus líderes. Si el PP en el gobierno le deja, Manuel y la Academia lograrán que esos debates sean pronto posibles.

The Mountaintop

Si tienes la suerte de ir a Nueva York algún día hasta enero, quizá puedas ver en Broadway The Mountaintop, la obra en la que Samuel L. Jackson intepreta el papel de Martin Luther King en la noche previa a su muerte. El líder negro aparece aquí en una pose muy distinta a la habitual de orador brillante ante las masas. Encerrado en la habitación del motel en el que pasó la última noche, en The Mountaintop se ve al King humano, más prosaico pero igualmente poderoso.

Al día siguiente, en Menphis, King ofrecería su último discurso. Sus últimas palabras fueron premonitorias:

Y entonces llegué a Menphis. Y algunos empezaron a hablar de amenazas, de las amenazas que se habían proferido. ¿Qué me ocurriría a manos de alguno de nuestros hermanos blancos enfermos? Bueno, no sé lo que pasará. Tenemos días duros por delante. Pero realmente no imoporta lo que pase conmigo. Porque ya he estado en la cumbre. No me importa. Como cualquiera, me gustaría vivir una vida larga; la longevidad tiene su atractivo. Pero no me preocupa eso ahora. Sólo quiero hacer la voluntad de Dios. Y él me ha permitido llegar a la cumbre. Y he podido observar. Y he visto la Tierra Prometida. Puede que no llegue a ella con vosotros. Pero quiero que esta noche sepáis que, nosotros, como pueblo, llegaremos a la Tierra Prometida. No me preocupa nada. No temo a ningún hombre. Mis ojos han visto la gloria de la venida del Señor.

El mejor discurso que nunca he escuchado es del entonces presidente Bill Clinton, fue pronunciado desde el mismo atril desde el que King ofreció el suyo en 1968, y toma como referencia las palabras del gran líder afroamericano.

El Papa no viste de Prada

El Vaticano ya negó hace años que sus zapatos rojos impecables fueran de Prada, y afirmó que las especulaciones eran “frívolas”. Pero nunca ha negado el interés que el Papa Benedicto XVI pone en su atuendo, por lo demás evidente, en contraste con la frugalidad de Juan Pablo II.

En un reportaje muy interesante y de hoy mismo,  Lola Galán en El País  refleja ese cuidadoso trabajo del Papa en la representación, también en lo que respecta a sus atavíos. Guido Marini, responsable de las ceremonias papales, lo dejó claro: “lo importante es la belleza y la dignidad, componentes esenciales de toda celebración litúrgica”.

Intuición y razonamiento

Escribo desde Santo Domingo, tras un viaje desde el que parece ser el país más aislado de América Latina: Paraguay. Para llegar aquí he tenido que parar en Montevideo y en Lima… Sólo me ha servido para poder leer una cuarta parte del reciente libro del premio Nobel Kahneman, y escuchar canciones que nos unen a ella y a mi…

El libro es una delicia llamada Thinking, Fast and Slow. Ahí está una suerte de testamento de los trabajos que Kahaneman y su malogrado colega Amos Tversky desarrollaron durante décadas sobre la heurística, las trampas del cerebro, sus dos sistemas: la intución rápida, siempre alerta, impulsiva, etc.. y el razonamiento lento, enfocado, minucioso y perezoso.

Y para complementar, aquí está esta animación interesantísima sobre esos mismos asuntos: las dos partes del cerebro. Una derecha amplia, generalista, de las grandes categorías, intuitiva, rápida… (“el Berlusconi del cerebro, se dice”)… El lado izquierdo enfocado, analítico y más racional.

Thatcher, de cine

Ya están anunciando la película sobre Thatcher, La dama de hierro, de próximo estreno. Meryl Streep en el papel. Promete, a la vista del trailer.

Increíble documental sobre Stalin

Ponte los auriculares y disfruta este increíble documental sobre los desastres de Stalin, con imágenes originales, coloreadas y tratadas para ajustarlas al tempo cinematográfico real. Nunca verás los años de la II Guerra Mundial y el ambiente subyugante de la propaganda de forma tan vívida. Siéntate y disfrútalo: un regalo de Televisión Española.

Y luego si estás en Madrid, hasta el 15 de enero, pásate por la exposición “La Caballería Roja”, en la Casa Encendida, para ver una muestra extensa y magnífica del arte soviético que luego Stalin aniquiló y creó el contexto para sus desmanes.

 

Los mandamientos de los funcionarios

En una referencia de ayer en El País a la jubilación del mandarín británico Gus O’Donnell (GOD), el jefe de los funcionarios del Gobierno de Reino Unido, se citan varias frases de la antigua serie Sí, ministro, que constituyen una especie de carta de mandamientos para los funcionarios, realmente ingeniosa:

 

MANDAMIENTOS DE UN MANDARÍN FICTICIO, SIR HUMPHREY APPLEBY

Estas perlas seleccionadas del ficticio sir Humphrey Appleby de la teleserie cómica de los ochenta ‘Sí, ministro’, servirían para un perfecto decálogo para altos funcionarios británicos.

» “Si la gente no sabe lo que haces, no sabe lo que haces mal”.

» “El asunto está siendo considerado’ significa que hemos perdido una carpeta. ‘El asunto está siendo activamente considerado’ significa que estamos buscando la carpeta”.

» “El primer ministro no quiere la verdad, quiere algo que pueda decir al Parlamento”.

» “Si los funcionarios no pelean por el presupuesto de su departamento, se pueden quedar con un departamento tan pequeño que lo puede gestionar hasta un ministro”.

» “La Ley de Secretos Oficiales no está para proteger los secretos, sino para proteger a los oficiales”.

» “Lo sorprendente de los académicos no es que tengan un precio, sino lo bajo que es su precio”.

» “Solo son totalitarios los Gobiernos que suprimen los hechos. En este país simplemente tomamos la decisión democrática de no publicarlos”.

» “Si no te gusta la decisión de un ministro, acéptala con gusto y sugiérele que deje los detalles en tus manos”.

» “Nuestro trabajo es decirle al Parlamento la verdad y solo la verdad. Pero sería irresponsable decirle toda la verdad”.

» “Es bien sabido en el Foreign Office que una orden del primer ministro se convierte en un requerimiento del ministro, luego en una recomendación del secretario de Estado y finalmente en una sugerencia del embajador. Si es que llega tan lejos…”.

 

Página 20 de 63« Primera...10...1819202122...304050...Última »